PILATES EN EL EMBARAZO

​¿En qué ayuda el Método Pilates a la mujer embarazada y en el Postparto?

El Embarazo es el periodo comprendido entre la implantación del cigoto en el útero y que finaliza con el parto, durante el cual el feto se desarrolla dentro del vientre materno.
En este periodo el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios, derivados de las alteraciones hormonales y las variaciones del centro de gravedad debidas al aumento de peso.

Además según van a avanzando las semanas de embarazo, el útero se va desplazando hacia arriba hasta llegar, al rededor de las 36 semanas, a ocupar las costillas inferiores, para luego descender en el momento del parto.

Este ascenso conlleva por la ocupación del espacio costal, una limitación de la capacidad respiratoria, por lo que la embarazada se fatigará antes y necesitará más tiempos de recuperación entre ejercicios.

El método se irá adaptando a cada trimestre del embarazo y a las capacidades de cada mujer en concreto.

Los beneficios que encontraremos son:

Potenciación del transverso abdominal, que actuará a modo de “faja natural”, sujetando al bebé, disminuyendo la presión intraabdominal y disminuyendo los dolores pélvico-lumbares ocasionados por el aumento de peso.

Aumento de la resistencia al esfuerzo, por la movilización costal en la respiración.

Fortalecimiento de los brazos, que serán necesarios una vez que nazca el bebé, para cogerlo.

Disminuye la separación en la diástasis de los rectos abdominales.

Mejora la circulación.

Previene o disminuye la incontinencia urinaria, por el fortalecimiento del suelo pélvico.

Mejora la postura, reduciendo las molestias.

Mejora el descanso durante el sueño.

Favorece una recuperación más rápida tras el parto.

Ayuda al momento del parto por el trabajo de contracción-relajación del suelo pélvico.

Después del parto una vez guardado el descanso necesario, se comenzará a reentrenar con el Método gradualmente, buscando:

Recuperación de toda la capacidad respiratoria.
Una reequilibración completa del diafragma.

Realineación de las curvaturas del raquis normales.

Recuperación de la tonicidad del suelo pélvico.

Fortalecimiento muscular global que ayude a la madre a soportar las cargas de peso que conlleva amamantar y transportar al bebé.

Mejora de la resistencia global.

Si te queda alguna duda de si el Método Pilates es seguro y puede ayudarte durante tu embarazo, remítenos tu caso o haznos una visita a la clínica, en la calle Gamazo, número 24 de Medina del Campo y te enseñaremos cómo trabajamos.
¡Queremos compartir este momento contigo! 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s